Tel. 91 527 97 97
Primera consulta GRATIS

¿Se puede hacer un divorcio por Internet?

Por supuesto que sí. El problema es que depende de la complejidad del divorcio, pero un divorcio hecho rellenando un cuestionario a través de Internet, puede que no sea la mejor solución para su caso.
Si usted se acaba de casar o emparejar hace tres meses, no tiene un piso comprado con su pareja o cónyuge, ni una hipoteca, no tiene hijos, ni bienes que haya que liquidar o dividir, puede perfectamente rellenar un formulario y gestionarse usted mismo sin demasiado consejo legal, un divorcio, llevarse sus cosas de casa y ya está (suponiendo que su pareja quiera hacerlo también de común acuerdo). Aún así, puede cometer algún error, pero ese error, sin hijos, sin bienes en común, no tendrá mucha trascendencia en su vida futura.
El problema es que cuando usted lleva un tiempo casado o de convivencia, y tiene muchas cosas en conjunto con su pareja (hijos, deudas, bienes, negocios familiares, etc.…), hacer un divorcio rellenando un formulario por Internet, es una temeridad. Muchos despachos de abogados, obtienen beneficios importantes, tratando de arreglar lo que uno mismo hizo a través de Internet por ahorrarse un asesoramiento, ahorro que finalmente acaba siendo carísimo.

¿ES CARO DIVORCIARSE?

Si y no. No es caro divorciarse. Lo que es caro es vivir divorciado (que es una cosa distinta). ¿Por qué es caro vivir divorciado? Por un motivo evidente: Si dos sueldos entran en la misma casa, la familia vive mejor que si hay que mantener cada uno con un sueldo una casa.
El abogado de familia que lleve su divorcio o procedimiento de regulación de relaciones paternofiliales, una vez conocidos los antecedentes de su asunto le podrá facilitar un presupuesto, dependiendo del trabajo a realizar y de si el asunto puede plantearse de mutuo acuerdo o no.


¿Guarda y custodia compartida, si, o no?

Aun a pesar de parecer una persona poco concreta, aquí no hay más remedio que contestar: Depende.
La guarda y custodia compartida por defecto, es un proyecto legislativo, que posiblemente se impondrá. Sin embargo, creo que no siempre es lo más adecuado, todo depende de la relación que tenga cada progenitor con los hijos. Si el padre (pongo este ejemplo porque suelen ser los padres los que tienen más horas de trabajo, y más dedicación al trabajo en las familias), está poco implicado en la vida de los niños, se va a las 8 de la mañana y vuelve a las 10 de la noche todos los días, establecer una guarda y custodia compartida es una auténtica locura, porque el progenitor que tanto trabaja, por mucho que quiera, no se va a poder hacer cargo de sus hijos. Si en este caso además hay una madre que trabaja hasta las 3 de la tarde, puede recoger a los niños y permanece con ellos en el domicilio familiar todas las tardes, no sería lo más adecuado para los menores una guarda y custodia compartida, aunque la ley lo establezca así.
De la misma forma, hay otros supuestos en los que los hombres, o cualquiera de los dos progenitores, tiene la misma dedicación que el otro al cuidado de los hijos menores, y en este caso sí que sería adecuado. En cualquier caso, es imprescindible en cada caso consultar a un especialista en familia.

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE UN DIVORCIO?

La mayoría de la gente siente que un divorcio es una de las decisiones más importantes de su vida. Es cierto, cuando se inician los trámites de divorcio o se toma la decisión, el momento es muy malo para quién se ve involucrado en un proceso familiar que al fin y al cabo es la expresión de un fracaso. Los sentimientos están a flor de piel, los de uno mismo y los de los demás y no siempre se consigue estar en paz con uno mismo ni con los seres más queridos.
Sin embargo esto no es lo más importante. Lo más importante es tener al lado a alguien que sea capaz de gestionar esa situación con el menor dolor posible para uno mismo y para los demás, y sobre todo que tenga por encima de todo la vista puesta en que no son tan importantes los efectos inmediatos como los efectos a largo plazo.
Dicho de otro modo:
Si una persona en proceso de divorcio, quiere ganar a toda costa un juicio, porque está muy enfadado con la parte contraria, es necesario que el abogado intente cumplir esa expectativa del cliente, pero es mucho más importante, que sea capaz de mirar más a lo lejos, para decirle que no sólo necesita ganar el juicio, sino que además necesita gestionar el resto de su vida de una manera adecuada personal y económicamente, o lo que es lo mismo: No sirve de nada ganar un procedimiento, y perder el cariño de sus hijos para siempre. No sirve de nada encerrarse en una negociación diciendo que no va a pagar 100€ más al mes, y conseguir una malísima relación para el resto de su vida con su expareja y con la familia de esta expareja.
Es decir:  de  lo que se trata  es de valorar hasta qué punto es interesante mirar solamente lo inmediato, o si es mucho mejor mirar las consecuencias posteriores. Básicamente la propia persona que se encuentra involucrada en un proceso de ruptura familiar, no suele encontrarse capacitado para mirar un poco más a lo lejos, y esa es una de las tareas principales que tiene que desarrollar un buen abogado de familia.